12/03/2010

"Querido:

Si hay algo que te puedo asegurar es que te amo con todo mi ser. El resto lo dejaré en manos de Dios.
He esperado toda la noche por esto, lo que me dará un empujón para seguir viviendo. No quiero dormir, prefiero escribirte, pensar en ti, recordar todos esos bellos momentos que vivimos juntos. Pensar en ti mi amor, me lleva a otro lugar, me lleva a ese lugar que tanto te nombre mientras mirábamos las estrellas aquella noche, cuando me escapé de casa ¿Recuerdas? Jamás  reí tanto en mi vida.
Nunca olvidaré esa vez en que te vi caminando por la calle. Bendito día, Bendita Calle. Ibas acompañado de tu enorme bolso, lleno de papeles. & cuando descubriste que mi mirada se clavó en ti, me sonreíste y sentí como mi corazón saltaba. Desde ese momento supe que eras para mí. & nuestro primer beso ¡oh! ¡Como olvidar ese primer beso bajo la lluvia! Lo llevaré conmigo por siempre amor, te lo juro. & cuando vaya ingresando a ese salón, recordaré todo, absolutamente toda nuestra historia. Lo vuelvo a repetir: Pensar en ti me lleva a ese lugar que te mencioné. Sé que tarde o temprano llegaré.
Mi último deseo es que no quiero que llores si recibes la temida noticia y más si recibes esta carta. No quiero que cierres tu humilde y hermoso corazón, ni tu mente, ni que te hundas en la oscuridad. Sé que será difícil, pero quiero verte feliz desde dónde esté. Quiero que sigas adelante, que en un futuro no muy lejano formes tu familia y tengas mucho éxito. Te estaré esperando en nuestro mundo ideal, mi amor. & mientras sigas aquí, te cuidaré y estaré a tu lado por siempre.
Diles a todos cuánto les amo, cuánto les agradezco por darme una hermosa y perfecta vida. Te amo con todo mi corazón y sé feliz.
Por siempre tuya.
Charlotte."


Promesas.

Sé que si él existiera aún en nuestras vidas, muchos de los problemas que tuvimos, se habrían resuelto de la mejor manera. Pero nos abandonó. Nos dejó. & nos pintó un mundo de otro color, nos sumergió en la ilusión y en el odio. Él tuvo la culpa.

Han pasado  6  meses & sigue dando vueltas en mi cabeza ese "abandono". Aún no me recupero, porque fue doloroso, espantoso. Lloré exactamente una semana, cada cinco minutos, y junto con eso, perdí todo lo que había construido. Mi consuelo era escuchar su voz. Pasó el tiempo y el tono de voz cambió. Decidí retroceder. Luego, le escribí y aún no me llega la respuesta. ¿Habrá desaparecido? ¿Se habrá olvidado de la gente que le prometió "estar siempre allí y no dejarlas jamás"?
Tengo muchas teorías y la más aceptable es que se dejó llevar por los rumores... & también quiso cambiar el chip...Pero si lo quiso cambiar ¿Por qué prometió tanta cosa? Al parecer nunca supo lo que significaba eso.
Esté donde esté quiero que él sepa cuánto lo extraño, cuánto lo he necesitado. Fue una de mis mayores perdidas... La peor de mis perdidas...

12/01/2010

.-

Prometí no caer nunca más, ya fueron tres veces pero... Veo que estoy volviendo a hacer lo que no debo ni quiero hacer.