2/18/2011

No sé.

No sé que quiero decir con lo que voy  a escribir aquí, no va dirigido a nadie, es como... mi resumen del 2010. Tarde mi resumen, pero... es como un antes y un después en mi vida. Necesito hacerlo.
La inspiración me nació cuando leí un blog, el cual, hace mucho que no leía sus entradas. Dejé de ver aquel blog, porque me hacia mal, dañaba mi corazón, me hacía llorar frente a la pantalla del computador. Pero ahora que estoy bien, leí una de sus entradas, que me pareció... importante, interesante. Coincidia con la noticia que recibí al llegar de mi viaje al sur por 5 días. Bien... Aquí vamos.
Fui una cabra chica a finales de Octubre - Noviembre. Todo lo hice tan rápido, llegué y ... lo dije, sin pensar en las consecuencias que traería todo esto, lo mal que lo pasaria. No voy a mentir, lloré 2 meses... El recuerdo me mataba. & claro, buscaba refugio en esas personas que dicen llamarse "Amigas". Con el tiempo el dolor se fue calmando, pero... el hecho de mirarlo a los ojos, me hacia volver y volver. Hasta que decidí parar con todo. Yo misma me puse una venda en los ojos. Así pasé mis días hasta que conocí gente nueva, y entre esa gente, la persona que hoy en día es mi novio. De  verdad agradezco ese momento en que  dejé de mirar por la ventana y lo saludé. 
Siento que esto va bien, que mi vida va bien. & todo lo vivido durante el 2010 me enseñó a no ser apurona, a tomarme un poco de tiempo en la vida, a no ser una acelerada/histérica/impaciente. Todo con calma, resulta bien. & no esperar cosas a cambio.

2/17/2011

Nacimiento

Tomó a su hijo en brazos y lo primero que vio en él, fue la mirada tierna y profunda, la misma que tenía su padre. La emocionó tanto, que se acercó al bebé y lo besó con dulzura en la frente. El pequeñito se movió y le dio una pequeña sonrisa a su madre. Ya había una conexión " Madre e hijo" Pero era algo más allá de un amor materno. Había algo más fuerte que los unía.
El esposo de la orgullosa madre, se encontraba viajando hacia el hospital, ansioso por conocer a su pequeño hijo. El viaje se le hizo eterno, hasta que por fin, llegó. Corrió a la sala de maternidad.
En el mesón de informaciones, preguntó por su mujer y por el bebé. Una enferma lo acompañó a la habitación donde se encontraban.
Apenas abrió la puerta, los vio a los dos, juntos, felices. Se veían tiernos.
Entró a la habitación y lo primero que hizo fue besar a su esposa. Luego, miró al niño y le acarició la mejilla. "Se llama Victor, como tú querías" anunció la mujer. "¿Recuerdas cuando lo planeamos? Era cuando tu eras una adolescente y yo, aún estaba en la universidad." Rieron. "Como olvidarlo... lo planeamos el día en que fui a tu casa por primera vez... ¿Sabes? Tiene tu misma mirada." Se miraron y vieron que de sus ojos, caían lágrimas cargadas de emoción. Por fin Victor estaba en sus brazos, recibiendo todo el amor que le habían guardado durante años. "Mira, tiene tu color de pelo" Y justo cuando el papá dijo eso, el pequeño Victor volvió a sonreír.

2/15/2011

& se quedaron horas y horas, mirándose a los ojos, tocándose los labios, sonriendo, entregándose todo el amor que tenían guardado en su corazón, recordando aquel día en que se vieron por primera vez.
Se amaban, eso todos lo notaban, se sentía en el aire. Las horas en el campo, pasaban rápido y el sol corría a esconderse. Caía la noche, era hora de irse a casa. 
Pero ese día, ella le pidió que se quedara, quería dormir allí, en el pasto, tapados con una manta, juntos. Él aceptó y se acomodó a su lado. 
La luna los miraba con ternura, las estrellan brillaban como nunca antes. ¿Se percataron del cielo? Al parecer no, seguían allí, abrazados, sonriendo. No durmieron, no soñaron, sólo se dedicaron a amar... Sólo a amar, hasta que el sol ocupara el lugar de la luna y les tocara partir a casa...

2/10/2011

Llega el momento en que debo partir, pero... no, no miro hacia atrás. Esto me recuerda muchas cosas, muchos dichos, frases, palabras, hechos. Tomo mi maleta. Está liviana.
Sé que te estás riendo, puedo parecer una estúpida, pero no lo soy... Lo único que llevo de equipaje son mis sueños, frustraciones y proyectos a futuro. Sigues riendo. No voy a voltear. No me importa el que te rías de mi, como un idiota.
Abro la puerta, está lloviendo. Camino... No estás riendo. Estoy dispuesta a cerrar la puerta, pero tu brazo lo impide. Primera vez que estamos tan cerca... nuestras caras, nuestra mirada... "Quédate" fue lo que atinaste a decir. & en mi mejilla, comienza a caminar una lágrima.
Lo mejor de mi vida  eres tú.