5/07/2011

Ahora que te veo en fotos, siento que estás tan feliz con la vida. ¿O me equivoco?.
En realidad, todos sabemos que por muy mierda que estemos por dentro, tomamos la poca fuerza que nos queda y la gastamos en una sonrisa para la cámara, para la foto.
Mentiría si te digo que no te extraño y que me da lo mismo volver a compartir escenario contigo. Es lo que más deseo, pero me apena el hecho de que quizás tenga que abandonar aquel espacio donde tu me llevaste, donde conocí personas tan lindas que hoy en día, tienen un pedacito de mi corazón. Pero tu tienes un pedacito mio desde mucho antes.

Eres una persona increíble y hace mucho tiempo borré de mi disco duro los malos momentos, el distanciamiento que tuvimos por una estupidez. Lo vuelvo a repetir: Eres una persona increíble y especial, para mí.
No te veo hace mucho tiempo y muero de ganas de abrazarte y preguntar "Como estás?". No se ha dado la oportunidad o simplemente, el destino no quiere que nos veamos. Lamentablemente, quedaron muchos temas abiertos y que no se han podido cerrar, porque no nos dedicamos a sentarnos frente a frente y analizar punto por punto cada error que cometimos y así, empezar de nuevo, empezar como un 8 de octubre.
En enero me enteré de tu situación y atiné a llorar. Llorar como una niña, cuando le arrebatan de sus manitos su osito de peluche. Quise ayudar, pero preferí mantenerme alejada de la situación y no sé, sentía que si acudía a tu lado, iba a ser ignorada o simplemente, rechazada.
¿Sabes? Eres mi amigo especial. Especial porque te quiero como hermano, como un ser querido muy querido, como alguien que ... no sé, es dificil explicarlo. & quiero que sepas que puedes acudir  a mi ... Como yo acudía a ti ¿Recuerdas?
& si me emocioné aquel día con la obra, fue porque me acordé de ti y de los demás, cuando pasabamos tardes enteras, calurosas, muertos de la risa y bailando al compás de las canciones de Pablo. & por muchas otras cosas más.
Te quiero, espero verte pronto y hablar de muchos temas, reírnos hasta que nos duela el estómago  y darte comida, como solía hacerlo antes.

No hay comentarios:

Publicar un comentario